Cuando buscamos reformas e interiorismo en Bilbao, no solo nos fijamos en su forma de trabajar, sino que también queremos el precio más ajustado. Y para lograrlo debemos hacer nuestros deberes antes de abordar un proyecto tan importante. Aquí tienes algunos breves trucos para ahorra en la reforma de tu hogar.

Lo primero es tener claro qué es lo que hay que hacer. Debes definir el proyecto y esto implica valorar cosas que igual no nos habíamos planteado. Si vamos a reformar la cocina, quizás sea un buen momento para revisar la tubería y renovar las instalaciones. Incluso si lo único que queremos en pintar las paredes, valorar su estado puede ser oportuno.  

Una vez definido qué debes reformar, los materiales son seguramente uno de los aspectos más importantes y donde puedes ahorrar. Comprar directamente a fabricantes, recorrer outlets o acudir a centros que tengan material excedente suelen ser trucos efectivos para ahorrar dinero sin perder calidad. Pero no te olvides de medir bien los espacios a reformar. 

Desde la empresa especializada Femar Interiorismo nos recomiendan pensar en la reforma a largo plazo. A nadie le gusta estar todo el tiempo de obras y lo que te puedas ahorrar hoy puede ser un coste mañana. Hacer el proyecto pensando en el ahorro de energía que puede generarte en el futuro es una forma inteligente de plantear la reforma. Te recomendamos poner especial cuidado en cerramientos, calefacción y electricidad.

Con las ideas claras y una buena planificación, la segunda fase es contratar reformas e interiorismo en Bilbao que cuenten con profesionales de garantía. Contacta con varios contratistas que acudan a tu casa, valoren el proyecto, te den su opinión y preparen un presupuesto cerrado y a la medida de tus necesidades. Y no te olvides de firmar un contrato.